LOGO FASOCIDE CABECERA PAGINA INICIO

SISTEMAS DE COMUNICACIÓN PARA PERSONAS SORDOCIEGAS

ENTENDIENDO LA SORDOCEGUERA

LA COMUNICACIÓN.

LA COMUNICACIÓN es un acto o proceso de paso de información a través de mensajes, significativos entre fuentes y destinatarios en interacción, que partiendo de un código y contextos comunes y usando estrategias adecuadas alcanza el efecto de hacerlos partícipes de sus respectivas intenciones y/o estado.

 

La comunicación habitual entre personas suele ser a través del lenguaje hablado, intercambiando mensajes usando la voz y el oído. Cuando el oído no funciona bien, se buscan alternativas como la lectura labial, la lengua de signos, entre otros. Así, el canal visual reemplaza al auditivo para entender mensajes hablados, signados o escritos.

Sin embargo, si alguien tiene problemas tanto de vista como de oído, comunicarse se vuelve mucho más difícil. En estos casos, el tacto se convierte en un canal crucial para la comunicación. Para las personas sordociegas, el tacto es esencial, pues reemplaza a sus ojos y oídos, permitiéndoles conectarse con el mundo y con los demás.

Para las personas sordociegas, el tacto no es solo una forma de comunicarse, sino una puerta a un mundo más amplio y rico. A través del tacto, pueden recibir información, expresar emociones y establecer conexiones profundas con los demás. Este sentido se convierte en su guía, permitiéndoles navegar y entender su entorno. Por ello, desarrollan habilidades táctiles avanzadas y utilizan métodos de comunicación táctil como el Braille y la lengua de signos táctil, lo que les ayuda a superar las barreras de aislamiento y a participar activamente en la sociedad.

 

La comunicación es esencial para el aprendizaje y el acceso al mundo, especialmente para las personas sordociegas. Por eso, es crucial que quienes trabajan con ellas dominen los distintos sistemas de comunicación. La sordoceguera abarca una amplia gama de deficiencias visuales y auditivas, y el momento en que aparece afecta significativamente al desarrollo del lenguaje.

Los niños que se enfrentan a la sordoceguera antes de aprender a hablar enfrentan retos considerables en la comprensión y uso de símbolos. Sin embargo, aquellos que ya han adquirido el lenguaje antes de la aparición de la sordoceguera, suelen mantenerlo a lo largo de sus vidas, adaptándose a los cambios. En los casos de sordoceguera en jóvenes y adultos, estos suelen conservar su sistema de comunicación, sea oral o signado, pero adaptándolo a métodos alternativos como el tacto. Así, el tacto se convierte en un canal vital, permitiendo la comunicación continua y efectiva, a pesar de los desafíos de la sordoceguera.

La adaptación al tacto como medio de comunicación en la sordoceguera es un proceso de aprendizaje continuo y transformador. Las personas sordociegas, al emplear el tacto, no solo mantienen su conexión con el mundo, sino que también desarrollan nuevas habilidades para percibir y entender su entorno. Esta adaptación va más allá de la simple transmisión de mensajes: se trata de una reconfiguración profunda de cómo se interactúa con el mundo y con los demás.

 

 

El desarrollo y la elección de sistemas de comunicación para personas sordociegas es un proceso altamente individualizado y dinámico. La diversidad dentro de la comunidad sordociega significa que no existe una solución única o un sistema de comunicación alternativo al oral que sea efectivo para todos. En su lugar, cada persona requiere un enfoque personalizado basado en sus necesidades, características y capacidades individuales.

Encontramos que algunas personas sordociegas son capaces de manejar múltiples sistemas de comunicación, mientras que otras pueden utilizar solo aspectos básicos de uno en particular. Algunas personas se comunican mediante gestos naturales, y hay quienes aún no han desarrollado un sistema de comunicación estructurado. La flexibilidad y adaptabilidad en la enseñanza y el uso de estos sistemas es clave para asegurar que cada individuo pueda expresarse y recibir información de manera efectiva.

Este enfoque personalizado permite a las personas sordociegas aprovechar al máximo sus habilidades y recursos, asegurando que se les brinde la oportunidad de interactuar y aprender de manera que se adapte a sus necesidades específicas. La variedad de sistemas de comunicación disponibles refleja la complejidad de sus experiencias y enfatiza la importancia de ofrecer soluciones versátiles y comprensivas que enriquezcan sus vidas y fomenten su participación activa en la sociedad.

SISTEMAS DE COMUNICACIÓN PARA SC

SISTEMAS ALFABÉTICOS

SISTEMAS NO ALFABÉTICOS

CODIGOS DE ESCRITURA

CONTACTA CON NOSOTROS

Ir al contenido