NADIE SE QUEDA ATRÁS: INFORME GLOBAL SOBRE PERSONAS CON SORDOCEGUERA

En esta evaluación se ha tenido en cuenta la Convención de los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas, y la presentación de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, donde se declara la importancia de un desarrollo inclusivo, no dejando a nadie atrás.

La sordoceguera representa entre el 0.2% y el 2% de la población mundial, y el desconocimiento de la misma, lleva a no darle la relevancia que tiene, lo que contribuye a que las barreras sean aún mayores.

Las personas sordociegas requieren de apoyo en la comunicación, la movilidad, y en la descripción visual de lo que hay y ocurre a su alrededor. Para ello, la figura del guía-intérprete es clave.

OBLIGACIONES INTERNACIONALES BAJO LA CONVENCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD.

En su artículo 24, se hace referencia expresa a la sordoceguera, lo cual hace que esta discapacidad quede reconocida oficialmente a nivel internacional.

El Comentario General nº 2 del artículo 9 de esta Convención cita lo siguiente: “la accesibilidad del Comité de los Derechos de Personas con Discapacidad proporciona la suficiente claridad sobre las obligaciones de los estados a proporcionar a las personas con sordoceguera el acceso a la información, comunicación, y otros servicios con el fin de vivir de forma autónoma y participar de forma efectiva en la sociedad”. Por tanto, los estados deben facilitar esta accesibilidad a las personas Sordociegas para que esto mejore el acceso a las distintas esferas de la vida, tales como empleo, sanidad y educación.

En este informe, se han tenido en cuenta lo siguientes dos indicadores para identificar si los estados han dado los pasos necesarios para implementar la Convención de los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad:

  1. RECONOCIMIENTO OFICIAL DE LA SORDOCEGUERA COMO DISCAPACIDAD ÚNICA

En 2017, la Federación Mundial de Sordociegos junto con Sense International encuestaron a sus miembros sobre este aspecto. De los 50 países participantes, solo 19 (37%) contaban con un reconocimiento oficial de la sordoceguera.

  1. ACCESO A SERVICIOS DE APOYO ESPECÍFICOS

Se constató que estos servicios eran más comunes en países de alto desarrollo. No obstante, cabe destacar que, entre los países con un alto desarrollo, solo el 58% cuentan con servicios de guía-interpretación y el 42% de los países cuenta con financiación del gobierno para estos.En países de bajo o medio desarrollo, tan solo el 10% cuentan con estos servicios, y únicamente en un país se financia por el gobierno.

 

PERSONAS CON SORDOCEGUERA Y DESIGUALDAD

Es difícil “contar” el número de personas Sordociegas, puesto que la definición de sordoceguera no es común en todos los países que se han analizado, pero el resultado extraído está entre 0.01% y 0.85% de la población, siendo la media de 0.21%.

Menos del 0.1% de la población menor de 40 años tiene sordoceguera, y sube al 6% en personas mayores de 75. Es ligeramente superior en las mujeres.

Las personas Sordociegas son más propensas a ser más pobres en la mayoría de los países analizados que las personas con otra discapacidad o sin ella.

Hay menos probabilidad de empleo que en las personas sin discapacidad o con otra distinta en 7 de los 11 países analizados. Además, en países con bienestar social y ayudas económicas del estado, la empleabilidad baja aún más.

Los niños con sordoceguera tienen menor probabilidad de estar escolarizados que los que tienen otras discapacidades.

Entre el 20%-75% de tiene discapacidades añadidas. Experimentan niveles de salud más bajos que las personas sin discapacidad y barreras de acceso a los servicios sanitarios. Además, es un colectivo más propenso a sufrir depresión u otros problemas mentales en comparación a personas sin deficiencias sensoriales o con deficiencia únicamente visual o auditiva.

Las mujeres Sordociegas tienen menos probabilidad estadística de casarse que los hombres Sordociegos, y también en relación a mujeres con otras discapacidades.

El aislamiento social de las personas que padecen esta discapacidad es bastante común.

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando, supone la aceptación de nuestra política de cookies.
Aceptar cookies
x
Accesibilidad
-100%+