FASOCIDE se suma al comunicado de FILSE

Desde FASOCIDE respaldamos y apoyamos lo expuesto por FILSE en este comunicado.

Para todo el colectivo de profesionales, pero también para nosotros, el colectivo de personas sordociegas, es muy importante no llevar a confusión entre los diferentes perfiles y, sobre todo, no generar formaciones que resten calidad a estas labores.

Actualmente están regladas y claramente diferenciadas las formaciones tanto para mediación comunicativa como para interpretación o guía-interpretación.

A continuación dejamos la imagen del comunicado y su transcripción para una lectura accesible.

Captura del comunicado.

COMUNICADO SOBRE EL CURSO DE INICIACIÓN A LA INTERPRETACIÓN DE LENGUA DE SIGNOS DIRIGIDO A MEDIADORES COMUNICATIVOS.

Hace 4 años suscribíamos un manifiesto en el que se explicaba la diferencia existente entre los perfiles profesionales vinculados a las lenguas de signos. En concreto, se hacía especial hincapié en la distinción de las figuras del Intérprete de Lengua de Signos y Guía-Intérprete y del Mediador Comunicativo. Ambas figuras necesarias pero diferentes, con orígenes distintos y no sustituibles la una por la otra.

En concreto se mencionaba lo siguiente:

“La formación del intérprete de lengua de signos y guía-intérprete tuvo su origen en los cursos de lengua de signos y los exámenes de acreditación realizados por las entidades pertenecientes al movimiento asociativo de personas sordas y Sordociegas, se convirtió en formación reglada con la aparición del Ciclo Formativo de Grado Superior correspondiente al título de Técnico Superior en Interpretación de Lengua de Signos, ya extinto, y se trasladó al nivel universitario convirtiéndose en Grado.

La formación de los mediadores comunicativos se recoge actualmente en el Ciclo Formativo de Grado Superior correspondiente al título de Técnico Superior en Mediación Comunicativa. Los precedentes de este título se encuentran en la formación impartida por las entidades del movimiento asociativo de personas sordas y Sordociegas que han desarrollado las figuras profesionales de Agente de Desarrollo de la Comunidad Sorda (Adecosor) y mediación con personas Sordociegas. Estos profesionales desarrollan su labor de mediación comunicativa en los diferentes ámbitos de intervención en los que se detecta sua poyo como necesario.”

En vista de ofertas formativas como el curso de iniciación de interpretación a la LSE dirigido a mediadores comunicativos organizado por ASPANPAL nos vemos en la necesidad de recuperar el contenido de dicho manifiesto para señalar que la dificultad existente para encontrar intérpretes de lengua de signos y guías-intérpretes no debería servir de argumento para promover alternativas formativas que lleven a engaño o que fomenten la confusión ya existente entre ambos perfiles.

La única formación en la actualidad que capacita como intérprete de lengua de signos y guía-intérprete es un grado universitario y no existe formación que complemente al ciclo de mediación comunicativa de cara a ejercer como intérprete de lengua de signos.

La formación de intérpretes de lengua de signos y guías-intérpretes es, y así ha de ser, de nivel universitario como lo es en cualquier otra lengua, porque las lenguas signadas merecen la misma consideración y estatus que las lenguas orales. El reconocimiento del valor de las lenguas de signos y su protección es responsabilidad de todos, pero sobre todos de quienes las utilizamos en nuestro día a día.

JUNTA DIRECTIVA

FILSE

   
Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando, supone la aceptación de nuestra política de cookies.
Aceptar cookies
x
Accesibilidad
-100%+